Las autoridades administradoras laborales y sus facultades sancionadoras.

 

 

Por Marcos Muñoz (encuentra su perfil completo en http://hoopol.com/asesores/perfil/460)

Página del despacho: www.reformalaboral.com.mx

Si tiene una empresa y por alguna razón cualquier buen día se encuentra con que le han embargado una cuenta bancaria y el banco le dice que una autoridad administrativa la trabo, no solo piense en el Sistema de Administración Tributaria (SAT), piense también en la Secretaria del Trabajo y Previsión Social o en las Juntas de Conciliación y Arbitraje, federales o locales.

Se ha dicho mucho respecto a las reformas realizadas por el actual gobierno federal a partir del año 2012, una de las primeras fue la reforma a la Ley Federal del Trabajo, además de los aspectos procedimentales en los procesos legales llevados ante estas Juntas, existen reformas que considero se han pasado un poco por alto, y son las referentes a las facultades sancionadoras con las que cuenta tanto la Secretaria del Trabajo y Previsión Social y precisamente las Juntas de Conciliación y Arbitraje.

La Secretaria del Trabajo siempre ha tenido facultades para sancionar a empresas que no cumplen con aspectos legales de contratación, cumplimiento de reglamentos interiores de trabajo, integración de las comisiones de seguridad e higiene, pero la practica era cubrir pequeñas “dadivas” con la idea de que los inspectores se hicieran de la vista gorda y en algunos casos, tuvieran por cumplido cualquier clase de requerimiento.

Sin embargo, a partir de las reformas y la coordinación entre las diversas instituciones, llámese Sistema de Administración Tributaria, Instituto Mexicano del Seguro Social, Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores, entre otras instituciones, el arreglar las cosas por el “camino fácil” va a ser sumamente difícil.

Esta reforma contempla varias medidas que es necesario cumplir como empresa, contratos de capacitación y a prueba para trabajadores, reglamento interior de trabajo, integración de comisiones de seguridad e higiene, capacitación, inscripción de trabajadores ante el INFONACOT entre otras disposiciones.

Tal vez se escuche demasiado complicado, pero es más fácil de lo que parece, con una adecuada implementación de las reformas y el seguimiento adecuado, nos podemos ahorrar muchos contratiempos y malos ratos, recuerden, no solo el SAT tiene facultades de verificación.

Marcos Muñoz Moran 

Correo electrónico: mmunozmoran@gmail.com

2014-09-08

Comentarios

Comentar